100 Años del Hospital Escandón

Hace 100 años la Sra. Guadalupe Escandón y Escandón construyó los edificios que constituyen el Hospital “Manuel Escandón y Arango” en Tacubuaya, D. F., destinado a impartir asistencia gratuita a mujeres que requerían de atención médica y quirúrgica.
En 1942 la “Fundación María Ana Mier de Escandón” asumió el cuidado de este hospital.

En 1951 se inicia el servicio de las Hijas de la Caridad en el Hospital Escandón al sustituir a la Congregación de las Hermanas Josefinas que lo habían hecho desde el inicio de la Institución. Los edificios del Hospital Escandón sirvieron de Casa Provincial hasta 1958.

Mucho se trabajó para las celebraciones de este centenario y este trabajo dio sus frutos en unas Jornadas Médicas excelentemente organizadas y en una gran celebración el día 27 de Noviembre llena de gestos emotivos y cálida convivencia.

La celebración Eucarística, en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, presidida por el Sr. Nuncio en México, fue la principal acción de Gracias a Dios por todas sus bendiciones.

Después de esta celebración, en el Hospital Escandón, se hizo la develación de 2 placas conmemorativas. Una por los más de 50 años de presencia de las Hijas de la Caridad que fue develada por Sor Graciela Rubio Moncada, Superiora Provincial, y la otra por los 100 años del Hospital que fue develada por uno de los nietos de la Sra. Guadalupe Escandón: el Ing. Ernesto Hollan Escandón.

La fiesta continuó en la comida que reunió, como en una gran familia, a los miembros del Patronato, las Hijas de la caridad, los bienhechores, los proveedores, los médicos, enfermeras y personal en general, amigos y personas que representaban a los numerosos pacientes atendidos y que constituyen la razón de ser de todos los esfuerzos hechos a lo largo de estos 100 años.

El momento estuvo lleno de sorpresas: La participación de un vibrante mariachi, un video que hizo un recorrido histórico del Hospital Escandón, la participación de la Congregación de Hermanas Josefinas narrando los tiempos de su presencia en el Hospital, las bellas interpretaciones musicales de un joven débil visual, el testimonio de una paciente presentado a través de su esposo y su hijo, la participación de las alumnas de la Escuela de Enfermería Escandón con un conjunto de bailes folklóricos, la entrega de reconocimientos y sobre todo, la alegría de compartir la lucha por la vida que ha habido en todo momento en el Hospital Escandón.

Personas muy significativas en el campo de las organizaciones civiles estaban presentes. Entre ellas destacamos la presencia de la Sra. Ma. Elena Juárez de Beristain, Presidenta de la Junta de Asistencia Privada en el D. F. que al hacer uso de la palabra señaló: “Es motivo de orgullo que una IAP como Fundación María Ana Mier de Escandón consolide día a día su proyecto asistencial y evidencie con ello una auténtica vocación de servicio y solidaridad”.

Esta celebración ha mostrado las realizaciones del pasado, las realidades en el presente y los proyectos para el futuro que tienen la solidez de lo que se construye para el Reino de Dios en la realidad de sufrimiento y de enfermedad.